la niñera 3 temporada capitulo 25 subtitulada


Uploaded by ponykawaii on 06.09.2012

Transcript:
Hola, Niles.
Mira qué regalo más estupendo he comprado para el día de la madre.
Rebajaban el 50% a los productos con punto rojo.
Por cierto, aquí tienes tu rotulador.
Todas las luces de la casa encendidas.
¿Sabéis cuánta energía estamos malgastando?
¿Puedes firmar mis notas?
Buen intento, Brighton.
B, has suspendido francés.
- ¿Qué dices? Tengo un 9. - Nada de eso.
Has cambiado el 4 por un 9 con un rotulador rojo.
Estoy horrorizada.
Fran, prométeme que no se lo dirás a papá.
Ya sabes lo mal que le va a sentar.
¿A tu padre? El hombre más compasivo, comprensivo y atractivo de...
- Está detrás de mí. - Sí.
Exacto, Brighton. Y vamos a buscar a un profesor particular.
¿Un profesor particular?
Así no se aprenden los idiomas.
Tienes que ir al país para sumergirte en la cultura.
Olvídelo, Srta. Fine. No va a irse de viaje a París.
Ya lo intenté cuando quise perfeccionar mis albóndigas suecas.
Me envió a lkea.
No me importaría tener a una atractiva profesora.
Una nena con minifalda, talones de aguja y un poco de acento.
¿Crees que tu padre va a contratar a una ramera así...
para que dé clases a sus hijos? Por favor.
Tienda de novias - se necesita personal
Fran, ¿qué le haces a la blusa de tu madre?
Le estoy dando la vuelta a la etiqueta para que en vez de "L" ponga "7".
Así le hago perder 20 kg en el día de la madre.
Sería mejor que le dieras nietos antes de que se muera.
¿Cuánto te ha pagado por decir eso?
Nada. No necesito nada. Toco madera.
Vivo en una bonita casa y doy a gracias a Dios por tener salud.
¿Puedes creer que mi madre se aproveche...
de una niña para lograr lo que quiere?
Quiero un niño para poder hacer eso.
Tener hijos es muy duro. No sabría por dónde empezar.
¿Qué te parece por una cita?
Luego vuelvo.
Voy a comer con un amigo.
- Vale. - El Sr. Wilder.
Se va a divorciar por segunda vez. Se casó con una preciosa corista rubia.
Sus pobres hijos están muy unidos a ella.
¿Otra vez estabas desinfectando el teléfono?
Ha habido mucha gripe, señor.
La situación se ha puesto muy fea.
No pienso volver a casarme...
hasta que los niños se hayan ido de casa.
Espere un momento.
Eso puede tardar diez años. ¿Y si entretanto encuentra a una chica?
¿Cree que esperará todo ese tiempo para formar una familia?
Si es la persona correcta, lo entenderá.
No lo hará.
Ése debe de ser el Sr. Wilder.
Se ha comprado un nuevo Bentley para ocultar dinero a los abogados.
Abríguese, señor. Ojalá pudiera hacer más.
Voy a pasarme la tarde...
entrevistando a profesores de francés para Brighton.
¿Qué pasó con la que le gustaba al Sr. Sheffield? ¿Nanette?
No, no.
Es mejor que el Sr. Sheffield me haya puesto al cargo,
porque soy una mujer...
y contrataré al profesor basándome sólo en su experiencia académica.
- Bonjour. - Está contratado.
Srta. Fine, estamos a 30 grados. ¿Por qué ha subido la calefacción?
¿Quiere dejarme en paz? Estoy inspeccionado al profesor.
Impresionante.
Vive la France.
- Oh, cruasanes. - Croissants.
Nunca creí que fuera a decirle esto, pero es más nasal.
Niles, soy estadounidense.
No tengo que fingir un acento para impresionar a alguien.
Allô.
- ¿Alguien quiere un croissant? - Merci, chéri.
Otra vez. Repite. Pero con sentimiento.
No, no. Estás matando el idioma.
Brighton, dilo como si estuvieras...
hablando a una mujer exquisita.
Je t'adore.
Hasta yo he entendido eso. Ha dicho que cierres la puerta.
Venga, es sábado. No quiero quedarme todo el día en casa.
Brighton, no irás a ninguna parte hasta que apruebes francés.
Así que sienta tu derrière en la silla.
Hoy es día de escuela.
- Deberías hacer caso a tu preciosa niñera. - Recreo.
Perdona que te mire, pero tienes unos rasgos muy clásicos.
Me recuerdas a Rodin.
¿Rodan, el pterodáctilo que aterrorizó Tokio?
Me han dicho cosas peores.
En mi país, una mujer tan bella como tú...
tendría su propia familia o al menos habría destrozado una.
Eso es encantador.
¿Te gustaría cenar conmigo esta noche?
Philippe, eres un encanto,
pero me lo dices en el último minuto. Ya he hecho planes.
Pero, ¿sabes qué? Deja que vea si puedo cambiarlos.
¿Vale?
Niles, Niles, tapa la pasta congelada...
y métela en el congelador.
Fran, estás preciosa. Nunca te había visto con ese vestido.
Claro que sí, cariño.
Es el que siempre me pongo...
cuando mis relaciones empiezan a ir en serio.
No, nunca te lo había visto.
Ya ha quedado claro.
Yo abro.
- Philippe. - Bonsoir, Brighton.
Es francés. Está bien, ¿no?
Fran, debería saludar a Philippe.
No quiero ser maleducada.
Cariño, es el profesor de Brighton. ¿Tú no has suspendido italiano?
- No. - ¿Y no crees que deberías?
Sí.
Bonsoir, Philippe.
- ¿Has estado estudiando francés? - ¿Qué te parece esto?
¿He aprobado el examen oral?
Philippe, veo que está enseñando a mi niñera su lengua.
Sr. Sheffield, lo siento.
Supongo que no tengo la resistencia francesa.
Los franceses tampoco.
Han acabado rindiéndose en todas las guerras.
Eso es porque somos amantes, no combatientes.
Creo que tu jefe está celoso.
Srta. Fine, creo que su cita es un poco presuntuosa.
Cualquier francés puede reconocer a distancia a un cornudo.
¿En serio?
Yo pensaba que era un plato de queso apestoso.
- Estirado. - Gabacho.
Lo único bueno que ha salido de su país es Andrew Lloyd Webber.
Vale. Se acabó.
Eh, eh, eh.
He tenido un sueño así.
¿Cuánto tiempo piensa seguir saliendo con ese franchute de pacotilla?
¿Por qué dejan entrar a tantos extranjeros al país?
¿Un bollo inglés?
Maxwell, no seas egoísta.
Philippe y la niñera Fine están hechos el uno para el otro.
Ya sabes lo que les gusta a los franceses un buen vino.
Ahora tiene una buena razón para beber las 24 horas del día.
Sin acritud.
Usted también podría ser adorada por los extranjeros.
Váyase a la India. Sería sagrada.
¿Por qué pierde el tiempo con él?
Como si no hubiera visto a un hombre guapo antes.
Yo he hecho girar más de una cabeza en mis tiempos.
Usted es una casa...
de ladrillo.
Muy resistente.
Pero puede que la Srta. Fine quiera algo más en su vida.
¿Qué quieres decir con más?
Bueno, señor, algo más como...
¡Me lo ha pedido! ¡Me lo ha pedido!
...eso.
¿Qué? ¿A qué se refiere?
Sabía que quería decirme algo...
porque empezó con lo de "Cierra la puerta. Cierra la puerta".
Srta. Fine, ¿cómo es posible que le pida en matrimonio?
¿Pardon moi?
Quiero decir que apenas la conoce.
Hay gente que sabe lo que quiere en cuanto lo ve,
porque a diferencia de otras personas, conocen sus sentimientos...
y no les da miedo expresarlos.
Deux points, deux quilates.
- ¿Qué quiere decir? - ¿Qué quiere decir usted?
- No digo nada. - ¡Bingo! Au revoir.
¿Cuál es la gran noticia que no podías decirme por teléfono?
Feliz día de la madre.
- ¿Estás embarazada? - No.
No puedo creer que el Sr. Sheffield por fin te lo haya pedido.
No, mamá. No es el Sr. Sheffield. Es Philippe, el tipo con el que salgo.
¿Te ha pedido en matrimonio sin conocer antes a tu madre?
Aún no había hecho la relación.
- Cariño, esto no me gusta. - Mamá, Philippe te va a encantar.
Es el hombre más apasionado y sensual que haya conocido.
Deberías verle comer fruta, la desgarra como un animal,
el jugo se le escurre por la barbilla y se limpia con la manga.
Me recuerda mucho a papá.
Cariño, no lo hagas por el sexo.
No lo hagas por su aspecto. Ya cometí el error con tu padre.
El hombre que se case con mi hija...
tiene que tener mis valores.
Bonjour, chéri.
¡Hijo mío!
Philippe, mamá. Mamá, no le asustes.
¿Crees que no sé hablar con un extranjero?
Hola. Soy Sylvia Fine.
Gracias por la encantadora estatua.
La hemos puesto en el puerto,
para que todo el mundo pueda verla.
Muy bien, mamá.
Es hora de que te tomes tu el dopa.
Hola, Sylvia, ¿qué tal estás?
Mucho mejor que otros que están en esta habitación.
Phil, ahora que somos mishpocheh,
familia, tenemos mucho de qué hablar.
Morty y yo pagaremos la boda.
Tu familia sólo pagará la comida.
Pero no te preocupes, los Fine comemos muy poquito.
Felicidades, Philippe.
Merci, Maxwell.
Comecaracoles.
Tu reina parece un hombre.
¿Ya estáis otra vez? Esto es ridículo.
Ahí le ha pillado.
Chéri, tenemos que ir a la entrevista para el permiso de residencia.
Philippe, ¿puedes aclararme esto?
Si te casas con la Srta. Fine, podrás quedarte en el país. ¿Es cierto?
Me insulta.
Quería llevarla a Francia para vivir en el castillo de mis hermanos,
pero ella ha insistido en quedarse aquí para cuidar de sus hijos.
Es cierto.
La parte del castillo te cuidaste mucho de no mencionarla en la conversación.
Pero es cierto.
En Navidad, ¿a tu madre le gusta ver a la mishpocheh?
Sean pacientes.
En Extranjería debemos determinar...
que no van a hacer un simple matrimonio de conveniencia.
La verdad es que para mí era muy conveniente,
porque si no hubiera conocido a alguien pronto, me habría ahorcado.
¿Cuánto tiempo ha salido con Fran antes de pedir su mano?
Sólo recuerdo que me perdí en sus ojos,
que me habló con su encantador acento y que ya era todo suyo, en cuerpo y alma.
Menos mal que el amor no es sólo ciego, sino también sordo.
¿Cuándo nació ella?
Bueno, sé que tiene 26 años.
Es una conversión aproximada del sistema métrico. Continúe.
¿Cuál es su plato favorito?
Bueno, cenamos amor. Pero nunca quedo saciado.
Siempre tengo ganas de más.
¿Puede envolverme el resto? Está listo para el postre.
¿La Srta. Fine es la única mujer...
con la que consideraría salir? ¿Con la que consideró salir?
Absolument.
Cuando nuestras almas se conocieron, fue como una explosión de amor.
¿Habías oído ya tantas tonterías?
"Cuando nuestras almas se conocieron, fue como una explosión de amor."
- ¿No es vomitivo? - Tiene razón, señor.
Demasiado recargado, nada tan seductor como: "¡Srta. Fine!"
Basta, por favor. Estoy exhausto.
Hola, Caca.
¿Qué?
¿No es eso lo que significa C. C? Me lo dijo el mayordomo.
Philippe, me has hecho la mujer más feliz de la Tierra.
¿Y cómo, mon cœur?
Alejando a la Srta. Fine de mis manos...
Brazos... ¿Hombros?
Tu piel es como el chocolate blanco, chéri.
- ¿No vas a casarte con la Srta. Fine? - Oui.
¿Y crees que voy a consentir este tipo de comportamiento conmigo?
Oui.
Monsieur, me ofende.
Para ya.
¿Caca ha tenido un accidente en la cocina?
Pues va a tener que limpiarlo.
¿A qué te refieres?
Debe decir a la Srta. Fine que se casa con un granuja.
- No podría hacerle algo así. - Yo sí que podría.
Pero no lo haré.
¿Crees que voy a destruir su relación y quedarme con ella para siempre?
Deja de inhalar el limpiahornos, Mr. Belvedere.
Craso error.
Si se lo dijera, eso mejoraría su imagen ante el Sr. Sheffield.
- ¿Cómo? - Un hombre guapo ha flirteado con usted.
Los chicos nunca quieren un juguete hasta que otro niño ha jugado con él.
Te escucho.
Además, Philippe es un mujeriego. Ese matrimonio no durará.
Si la Srta. Fine se hunde,
¿qué fornido británico la reconfortará y?
¡Maxwell!
¿Qué piensas de las damas de honor? ¿Fucsia o verde limón?
- A ninguna mujer le va bien el verde limón. - Entonces verde limón.
Je t'adore.
Vale.
Está obsesionado con que cierre la puerta.
- Srta. Fine, tengo algo que decirle. - ¿Oh?
Ese farsante francés de Philippe es un mujeriego.
Intente decirlo cinco veces de carrerilla.
Srta. Fine, va en serio. Ha intentado seducir a C.C.
Es cierto. Me besó.
Otro hombre quería que C.C. Babcock fuera su juguete de amor.
¿Cómo se atreve a hacerme algo así sólo para separarnos?
- Nunca he... - Es cierto.
- No puedo resistirme a una mujer bella. - Quedé horrorizada.
Dile que me dijiste que mi piel es como el chocolate blanco.
Dios mío, a mí me llamaste tu galletita de chocolate.
¿Qué hombre puede hacer esto a una mujer?
Un francés.
Chéri, amo a todas las mujeres, pero me caso contigo.
Bueno, yo amo a todos los hombres.
Así que cuando estemos casados, espero que no te molestará que haga esto.
Besar a un inglés es como besar a tu madre.
¿En serio? ¿Y qué te parece esto?
No lo hace bien.
Ha quedado claro.
Fran, no lo entiendes.
En Francia, los hombres somos como las abejas.
Debemos polinizar todas las flores del jardín.
Pues te diré algo.
No creo que debas ir mostrando tan tranquilamente tu aguijón,
porque en este país...
tenemos a la conocida abeja Bobbitt.
Pero, chéri, je t'adore.
Será un placer.
Sr. Sheffield.
Srta. Fine, venga aquí.
¿Qué le parece si la llevo a cenar a un buen restaurante?
No. Ahora no me entraría nada.
Puede que una langostita pequeñita...
y un par de patatas asadas.
¿Por qué te he hecho caso?
La he lanzado directamente entre sus brazos.
Ningún plan es perfecto.
Salud, Caca.