Mi Primer Ensayo con Mutis


Uploaded by SydRi0boo on 06.08.2009

Transcript:
Que quede claro que he venido como último recurso.
Entiendo.
No tengo mucha fe en la psiquiatría como ciencia.
Creo que algunas de las drogas que usan son interesantes.
Y también me agradan los experimentos con la química cerebral.
Así fue como terminé la secundaria.
Pero aprendí que las pastillas no alivian la ansiedad social...
...tan eficazmente como el Bourbon o Marvin Gaye, por ejemplo.
No, ya entiendo. Está desesperado y hablo tonterías.
Como diría Marvin Gaye, ¿qué está pasando?
- Lo que diga será confidencial, ¿no? - Diga lo que diga, no sale de aquí.
Como en Las Vegas.
Salvo que no existe la posibilidad de que salga de aquí...
...con más dinero del que ha traído.
Sí, como en Las Vegas.
En fin, anoche salí con el estúpido imbécil de mi hermano.
Parece que siente rabia hacia él.
Qué buena es usted.
Es agradable que tú y yo pasemos un rato juntos.
- ¿Por qué no lo hacemos tan seguido? - No tengo la respuesta.
Yo tampoco. ¿Dentro de cuánto empieza la película?
Unos veinte minutos.
Sí, claro, veinte minutos sin contar avances, ni anuncios...
...las palomitas y el prétzel gigante dándose la mano...
...el refresco grande bebiéndose al pequeño: canibalismo puro...
...y el recordatorio de que apagues el celular y te calles.
Pero nadie lo hace, porque los modales son otra víctima...
...del derrumbe de la civilización occidental.
Ya tengo una respuesta.
- Echo de menos a Jake. - ¿Cómo es posible?
Acabamos de dejarlo en casa de su amigo.
Por cierto, si te aburren esas revistas que hay bajo tu cama...
...la madre del chico estaba muy apetecible.
Olvídala. ¿Has visto lo feliz estaba Jake por pasar el fin de semana sin mí?
¿Por qué crees eso?
¿Sólo porque saltó del coche en marcha?
Alan, tenía ganas de ver a sus amigos. Lo de estar sin ti era sólo la guinda.
Lo sé, lo sé.
Es normal que prefiera estar con sus amigos que con sus padres.
Aún así, es triste.
Sí, alba, ocaso.
Un día tienes a un bebé en brazos...
...y al siguiente está escupiendo y pedorreándose...
...con una pandilla de pre-adolescentes pasados de Ritalina.
¿Por qué me molesto en abrirte mi corazón?
No lo sé. No será porque yo te anime a ello.
Vamos, tu hijo no depende tanto de ti como antes.
Eso es bueno.
Ahora tendrás los fines de semana para ti.
Cierto. Hay cosas que me atraen, pero no he tenido tiempo para ellas.
Como la madre de ese chico.
No, no, hablo de-- De cosas como leer.
Abrir por fin los clásicos.
Alan, si quieres abrir algo, te recomiendo a la madre de ese chico.
No, hablo en serio.
Llevo años deseando tener tiempo...
...para leer las grandes obras.
Me refiero a Dostoievski y a Hemingway...
...Faulkner y Dickens y Shakespeare.
E historia. ¡Historia!
Historia de Estados Unidos, del mundo, del lenguaje.
A ver, ¿por qué ya nadie habla sumerio?
No lo sé porque no he leído el libro.
Y luego está la poesía.
Byron y Keats y Shelley--
Y las biografías.
Julio César y Abraham Lincoln y Groucho Marx.
Míralos. Mira, se están riendo de mí.
No he leído ni uno.
Muy bien, escoge uno para empezar.
¿De qué serviría? No hay tiempo.
Hay tantos libros y tan poco tiempo.
Tal vez sólo necesites un sistema. Deja un libro junto al inodoro.
Cada dos días te mandas un par de capítulos.
No, no, es demasiado tarde para mí.
No me quedan suficientes evacuaciones.
- Quizá debas cambiar de dieta. - No, es inútil.
Jake pronto será mayor y yo habré muerto.
¿Y sabes qué dejaré atrás?
Toda una vida de sueños frustrados, un estante de libros sin leer...
...y tres temporadas de "Six Feet Under" en DVD sin abrir.
¿Qué planes tienes para esta noche?
De acuerdo.
Su hermano sufrió un ataque de pánico en una librería.
¿Qué siente usted al respecto?
¿Qué demonios tienen que ver mis sentimientos en esto?
¿Por qué no me sigue el juego sin más?
Me sentí algo avergonzado.
¿Porque sintió que su forma de actuar se reflejó en usted?
No, porque lo dejé ahí.
¿Lo dejó?
No para siempre. Regresé a buscarlo...
...cuando se había desahogado y la película iba a empezar.
¿Pese a todo vieron la película?
Sí, compré las entradas por Internet. No son reembolsables.
¿Caramelos?
No, gracias. Lo siento mucho. No sé qué me ha pasado.
¿Quién no se ha venido abajo, sollozando, en una librería...
...sin motivo aparente?
¿Sabes? Creo que estaré mejor en casa.
¿Pretendes que me pierda la película...
...sólo porque has sufrido una crisis nerviosa?
Sí, algo así.
¿No te parece un poco egoísta, Alan?
Es que de pronto me embargó una pena increíblemente profunda...
...como si mi vida entera fuese un ejercicio de patética futilidad.
Pues yo no lo descartaría.
Vamos, anímate. Ten un palito de caramelo.
No quiero.
- ¿Chocolate confitado? - No.
- ¿Pasas con chocolate? - No.
- ¿Maní? - ¿Cuántas porquerías has comprado?
No tenían cambio de cien.
Muy bien, dame una pastilla de menta.
No tengo pastillas de menta.
Claro. No podía ser de otro modo.
No hay pastillas de menta para Alan. Sólo maní.
Maní, maní, maní.
- Hermano, no hables tan alto. - ¿Por qué no?
La Primera Enmienda me da derecho a gritar en un cine.
¡Maní!
Mira, preguntas de cine.
- Juguemos a responderlas. - No quiero jugar.
Vamos, será divertido. Apuesto a que eres bueno.
Muy bien, de acuerdo.
"Debra Winger y Richard Gere protagonizaron Oficial y...".
- Por favor. - ¿Necesitas una pista?
- Hay una en la esquina. - No necesito ninguna pista.
Conozco la respuesta. Aquí todos saben la respuesta.
El planeta entero sabe la respuesta.
- No somos idiotas. - Calma, calma.
Espera. Aquí tenemos otro acertijo.
"Steven Spielberg dirigió la versión moderna...
...del clásico de H. G. Wells, La guerra de los...".
- Sofás. "La guerra de los sofás". - Ya basta.
No, ya lo tengo. ¡La guerra de los malditos idiotas!
¿Sabes qué? Tienes razón. Quizá deberíamos irnos.
No, espera, esta la sé.
"Johnny Depp triunfó con esta comedia de acción...
...basada en una atracción de Disney".
¡Piratas de los malditos idiotas!
Va retrasado en sus lecturas.
Y no olvidemos a Judy Garland en ese clásico inmortal.
¡El mago de los malditos idiotas!
Debió de ser toda una escena. ¿Va a terapia su hermano?
¿Cómo voy a saberlo?
Es su hermano. Vive con usted.
¿Y qué?
De acuerdo, prosiga.
Que lo haya acogido no implica que tenga que escucharlo.
Entiendo.
Lloriquea por las mismas porquerías una vez, y otra, y otra.
- Muy bien. - Y no son porquerías interesantes.
Son de las que aburren hasta al más estúpido.
Lo he captado. Porquerías. Prosiga.
Gracias. Volvíamos a casa en el coche, y...
Este asiento es muy cómodo.
De cuero auténtico, nueve posiciones, apoyo lumbar.
Ojalá hubiese gastado unos dólares más en el sistema de eyección.
- He dicho que lo siento. - Las entradas no eran reembolsables.
- Quiero ir a ver a Jake. - ¿Por qué? Va a dormir con sus amigos.
Tengo la sensación de que me necesita.
¿Hablas de telepatía o algo así?
- Exacto. - Entiendo.
- ¿Sabías que haría eso? - No.
Pues yo no me fiaría de tus poderes psíquicos.
Vamos, podemos pasarnos un momento.
Tenemos tiempo, ya que hemos decidido no ver la película.
Conque eso hemos decidido, ¿verdad? Te has quedado con esa idea, ¿no?
¿Es así como interpretas lo ocurrido?
Tranquilízate. Estás comportándote como un loco.
¿Yo? ¿Yo estoy comportándome como un loco? ¿Me tomas el pelo?
Deberías oírte. Ahora mismo das un poco de miedo.
Bien. ¿Quieres ir a ver al niño? Iremos a verlo.
Gracias.
¿Tan difícil ha sido?
Charlie, la calzada.
Por favor.
Sabes, cuando tienes hijos...
...notas un profundo vínculo espiritual.
Incluso sientes una punzada cuando tu hijo te necesita.
Qué interesante. ¿Qué sientes cuando tu hermano te odia?
Alan. ¿Va todo bien?
Sí, sólo tengo que hablar un momento con Jake.
- Siente una punzada. - ¿Una punzada?
A lo mejor son gases. No estamos seguros.
¿Le dices a Jake que venga?
¡Jake, ha venido tu padre! ¡Deja eso, Timmy!
- ¿Qué pasa? - Sólo quería ver si estabas bien.
Genial, me han matado. Gracias.
No vale. Estaba hablando con el idiota de mi padre.
Bueno, parece que lo tienes todo bajo control.
De hecho, ya no queda helado.
¿Podrían vigilar a los niños durante unos minutos?
- Pues-- - Mil gracias. Vuelvo enseguida.
No va a volver.
¡Desapareció por tres horas!
Y cuando por fin volvió, apestaba a colonia de hombre y a marihuana.
- Entiendo. - Y ni siquiera había comprado helado.
Bien, hagamos un breve paréntesis...
...y hablemos de sus sentimientos hacia las mujeres en general.
No, gracias.
- ¿Prefiere hablar de su infancia? - No.
- ¿De su padre? - Él murió.
- ¿Su madre? - Ella lo mató.
- ¿Quiere hablar sobre ello? - Acabo de hacerlo.
Charlie, no sé si estamos en la misma onda.
¿Ha recibido terapia antes?
- ¿La terapia de masajes cuenta? - No.
Es casi lo mismo. Cara a cara con una desconocida...
...que te cobra por hora y sólo te atiende cincuenta minutos.
Volvamos a su historia.
He tocado una fibra sensible, ¿no?
Está bien.
Jake ignoró a su padre cada minuto que estuvo ahí, así que...
...Alan estaba algo enfadado cuando volvimos al coche.
Me odia. Mi único hijo me odia.
No te odia. Es que no le ha gustado que dijeras a sus amigos...
...que las pistolas láser provocan ataques epilépticos.
- Es que es cierto. - Sea como sea...
...podrías haberte hecho entender sin revolcarte en el suelo...
...con los ojos en blanco, fingiendo tragarte la lengua.
Oye, una imagen vale más que mil--
Charlie, para el coche.
- ¿Por qué? - Me bajo.
- Tengo claustrofobia. - No puedo parar aquí.
- ¡Tenemos que parar! - ¿Dónde?
No puedo respirar. Me ahogo. Tengo que bajar.
- Tengo que bajar ya. Ya, ya, ya. - Está bien, espera, tranquilo.
Se ha atascado el cinturón.
- Sólo aprieta el botón. - No puedo, no puedo.
- No sale. Ayúdame. - Está bien, aparta las manos.
Muy bien.
Se me está pasando. Sí, estoy bien.
- No, no lo estás. - ¿Qué?
- Bájate. - ¿Qué?
Bájate. Ahora mismo, ya. Bájate, bájate.
Eso está mejor.
¿Así que dejó a su hermano en la banquina?
Él tampoco podía creerlo.
Debió haber visto su cara en el espejo retrovisor.
Bien, Charlie, llevamos un rato hablando, y debo decirle algo:
Sigo sin entender por qué ha venido a verme.
¿Tiene prisa?
¿No va eso en contra de su política de cobrar por horas?
- Continúe. - Gracias.
Mientras me alejaba en el coche, decidí darme un momento de paz...
...para entregarme a la reflexión y la meditación.
- Hola. - Hola. ¿Por qué has tardado tanto?
Estaba convencido de que volverías.
Con eso queda descartado el asunto de la telepatía.
- ¿Qué quieres beber? - No lo sé. Algo relajante.
- Kahlúa con crema. - Bromea. Dele una cerveza.
- ¿Has de avergonzarme siempre? - Ha sido una noche traumática.
Me siento frágil, vulnerable, confundido...
Sí, sí, sí. Bueno, calla, calla.
- Hola. - Hola.
- Sí, hola. - ¿Podemos invitarles a una copa?
- No, gracias. Ya estamos mareadas. - ¡Vaya si estamos mareadas!
Perfecto.
Soy Charlie. Él es Alan.
- Amy. - Beth.
Encantados. ¿Cómo están esta noche?
- Muy bien. - Estamos mareadas.
- ¿Y ustedes? - Sí, ¿cómo están?
- Caramba, ¿por dónde empiezo? - Nadie habla contigo.
- ¿Qué te pasa, Alan? - Sí, ¿qué te pasa?
¿De verdad quieren saberlo?
No quieren. Créanme, en realidad no quieren saberlo.
Quizá sea una reacción tardía a mi divorcio.
Quizá es que mi hijo ya no me necesita tanto ahora que es mayor...
...pero creo que es más que eso. Creo que es la vida...
...que me abruma, y yo--
Creo que no aguanto más.
- Pobre criatura. - Pobre, pobre criatura.
- Cuéntanoslo todo. - Sí, cuéntalo.
Saben, no tuve una infancia feliz.
Dios santo, yo fui un niño muy desgraciado.
Y lo único que daba sentido a mi vida era mi hijo.
Al menos tú tienes un hijo.
Yo no tengo nada, excepto...
...epilepsia.
- No. - Sí, no.
El caso es que allí estaba, el día de mi boda...
...delante del sacerdote y de nuestros amigos...
...agitándome en el altar como un pez epiléptico...
...cuando oí decir a su padre:
"No puedes casarte con él. Es mercadería defectuosa".
- Vaya. - Sí, vaya.
Entonces comprendí que todo el dinero del mundo...
...y yo tengo mucho...
...no puede sustituir esa punzada especial que se siente...
...cuando alguien te ama incondicionalmente.
- Mira, Beth, el mar. - Vaya, el mar.
- Vamos a zambullirnos desnudas. - Sí, a zambullirnos desnudas.
- ¿Nos acompañas? - Sí, ven con nosotras.
Me encantaría, pero estoy triste y podría tragarme la lengua.
Vayan ustedes. Naden, salpíquense, hagan travesuras.
Disfruten de sus saludables cuerpos.
- Muy bien. - Adiós.
¿No tienes vergüenza?
Déjame pensar. No, sólo una punzada.
Esa es otra. Mi angustia es real.
No me gusta que te aproveches de mi punzada...
...para meterte debajo de su ropa interior.
Noticia de última hora. Ya se quitaron la ropa interior.
Y ahora volverán frías, mojadas y necesitadas de calor corporal.
Para aquellos que gocemos de temperatura normal, habrá mucha demanda.
- Eres increíble. - No, sólo previsor.
Durarán dos segundos en esa agua. Démonos prisa.
Buscaré un vino, tú enciende unas velas. Ve preparando el ambiente.
Lo siento, no estoy de humor.
¿O sea que hay que emborracharte a ti para que yo pueda tener sexo?
Está bien, seguiré el juego, pero sólo como un favor hacia ti.
Gracias.
Tendré que ponerle el condón...
...y usar una polea para ponerle a una de esas chicas encima.
Ya que me obligas, escojo a Amy.
Claro. ¿Cuál es Amy?
Amy es la que superó el trastorno alimenticio.
- ¿Se mataba de hambre o vomitaba? - ¿Qué importa eso?
- Importa si uno le paga la cena. - Amy es la bajita.
- Bien. Pues me quedo con Jennifer. - Querrás decir Beth.
- Bien, B de "blonda". - También de "bajita".
Pero Amy es la bajita. Así que piensa en la A de "anorexia".
A menos que sea B de "bulimia".
Bien pensado. Necesitamos otro sistema.
¿Hueles algo?
Sí, ¿a qué huele?
Creo que haces estas cosas sólo para hacerme enojar.
- Dios mío, ¿y qué pasó? - Cuando yo intentaba apagarlo...
...el tonto de mi hermano llamó a los bomberos.
¿Por qué tonto?
¿Ha visto cómo están los bomberos de Malibú últimamente?
Son dorados jóvenes surfistas...
...presumiendo sus grandes mangueras por ahí.
Amy y Beth subieron a su camión como un par de perros dálmatas.
Nunca volvimos a verlas.
Sí, los bomberos de Malibú.
Varios pacientes míos se masturban compulsivamente con su calendario.
- ¿En serio? - De ambos sexos.
Charlie, sigo sin tener claro...
...qué quiere que yo le ayude a superar.
¿Sus problemas de ira? ¿Sus problemas sexuales? ¿La bebida?
No, no, todo eso lo llevo bien.
Entonces dígame, ¿por qué ha venido?
Verá, he venido porque quiero tomar medidas para el futuro.
¿Tomar medidas?
Sí. He llegado a la conclusión de que es muy posible...
...que un día estalle y mate a mi hermano.
Y supongo que si estoy al cuidado de un psiquiatra...
...siempre podré alegar demencia.
¿Está pensando en matar a su hermano?
Confidencialidad entre médico y paciente.
¿Dónde está el destapador?
Revisa en el cajón junto a la cafetera.
¿Qué te parece esto para las cortinas nuevas?
Demasiado pequeño.
Lo creo bastante alegre. Lo pondré en el montón de "tal vez".
Sí, hazlo.
También hay que cambiar el tapizado del sofá.
- ¿Tú crees? - Quedó dañada por el agua.
La verdad, creo que los bomberos querían lucirse delante de las chicas.
Quizá tengas razón.
¿Sabes? Quería decirte...
...que aprecio mucho que hayas estado a mi lado estos días...
...ayudándome a superar la depresión.
Eres un hermano estupendo.
- No sé qué haría sin ti. - Yo tampoco sé qué haría sin ti.
Pero vaya si es divertido imaginarlo.
Subtítulos por aRGENTeaM. http://www.argenteam.net