Sobrenatural My Bloody Valentine (Opening)




Uploaded by cmontiel2010 on 01.02.2011

Transcript:
ANTES
- Esos augurios, ¿son preludio de qué? - De los cuatro jinetes.
- ¿Y cuál monta el corcel rojo? - Guerra.
- No pueden matar a Guerra, muchachos. - Sí, lo sabemos.
- El anillo. - ¡El anillo!
No puedes dejar de pensarlo.
Desde que viste gotear la hoja de ese cuchillo.
Sangre. Sangre.
Sangre.
- No soy un adicto. - ¿En serio?
Yo creo que la historia de Dean y Sammy es un asco.
No es divertida. No es entretenida.
Es un río de excremento que enviaría a la mayoría aullando al manicomio.
- ¿A cuántas tienen que salvar? - A todas.
- ¿Cómo te levantas en las mañanas? - Buena pregunta.
Estoy cansado. Estoy harto.
Ya estoy harto.
AHORA
Primera cita.
La pasé muy bien hoy, Russell.
Alice.
¿Puedo verte otra vez?
¿El domingo, tal vez?
Es que no quiero estar solo el día de San Valentín, otra vez.
Sé de qué hablas.
Lo siento. Yo no quiero que pienses que soy el tipo de persona que...
No, yo debo disculparme. Es que...
Dios mío.
- Te tengo el mayor respeto ahora. - Cierra la boca.
Tu cuello.
Creo que te mordí.
Está bien. Me gustó.
He estado tan sola.
Tan vacía.
Lo sé. También yo.
Te quiero, Russell.
Todo tú.
- Dentro de mí. - Sí.
Mi Valentín
SOBRENATURAL
¿Entonces tú fuiste quien encontró los cuerpos?
Mi Sangriento Valentine
Había sangre por todas partes y otras cosas.
Creo que Alice ya estaba muerta.
¿Pero Russell no?
Yo creo que sí lo estaba.
Excepto que él aún seguía creo que masticando.
¿Cómo pueden dos personas hacer eso?
¿Comerse mutuamente hasta morir?
Es muy buena pregunta.
Ahora, en estos días, ¿notaste que ella actuara erráticamente?
- ¿De qué habla? - ¿A que si estaba inusualmente hostil?
- ¿Agresiva? - Para nada.
Alice jamás bebía. Ni siquiera maldecía.
Era una niña linda. Y con eso quiero decir, linda.
Aún tenía su anillo de promesa, ¿entiende lo que quiero decir?
- ¿Ella era virgen? - Nada de premarital.
Yo me preguntaba, como lo hacía.
Bueno, usted sabe, no lo hacía.
Era su primera cita en meses.
Estaba tan emocionada.
Al parecer, ambos estaban excitados.
¿Cómo te fue?
Ningún EMF, ni sulfuro.
Tanto la posesión fantasmal como demoníaca...
...están descartadas.
- Era lo que yo apostaba. - No.
Bueno, ¿entonces qué?
Escucha, con el forense, tú no viste los cuerpos.
Pero esos dos empezaron a comer y solo eso hicieron.
Es decir, sus estómagos estaban repletos.
Como en cena del Día de Gracias.
Eso es codependencia.
Bueno, tenemos las antenas fuera.
No podemos hacer nada hoy.
Muy bien. Voy a revisar algunos archivos.
- Tú puedes ir a lo tuyo. - ¿Perdón?
Adelante. Desata la fiera.
Nos veremos mañana.
- ¿Adónde voy a ir? - Dean, es día de San Valentín.
Tu fiesta favorita, ¿recuerdas? ¿Cómo es que la llamas?
- La Navidad sin ataduras. - Sí.
Sí. Bueno.
Aunque no lo creas. No sé.
No tengo ganas este año.
¿Entonces no irás a bares llenos de mujeres?
Yo creo que no.
- ¿Qué? - Es cuando el perro no come.
Cuando sabes que algo anda muy mal.
Tu comentario insensible me llegó profundamente.
No me pasa nada. ¿Vamos a trabajar o qué?
- ¿Tú ya comprobaste esto, Jimbo? - ¿Perdón?
Dime que otra vez no revisaste tu celular.
- Veo que ella te tiene controlado. - No es eso.
- Solo quiere saber dónde estoy - Te tiene dominado.
- No es así. - Claro que sí. Es como...
- Brad, solo dame dos minutos. - No, amigo. No.
Soy el líder de proyecto en esto. Y no me van a reprender...
...porque mi mano derecha se volvió loco por una chica que acaba de conocer.
¿Jim?
Santa madre.
¿Dónde estabas?
Lo sé. Es solo que tenía que...
No puedes elegir el trabajo antes que a mí, Jim.
No lo haré, Jenna. Lo siento.
Jimbo, con todo respeto, pero en serio, hermano...
¿Qué vamos a hacer, Jimmy?
No sé, mi amor.
Parece que sea por lo que sea, algo en la vida nos mantendrá separados.
El trabajo, la familia, el sueño.
Y ahora la prisión, tal vez.
Tal vez.
Pero creo que tengo una idea.
Para que estemos juntos para siempre.
- ¿Estás bien? - Sí. Estoy bien.
Agente Marley. No puede estar lejos de aquí.
- Oí que tiene otro doble suicidio. - Sí, acabo de cerrarlos.
Él es mi compañero, agente especial Cliff.
Agente Cliff. Terminé el preliminar.
Extrajimos los juegos de órganos y enviamos las muestras.
- ¿Importa si examinamos los cuerpos? - No.
Pero como ya dije, sus órganos y partes ya están envasados.
Muy bien.
Solo dejen las llaves con Marty.
Y por favor, caballeros, refrigeren después de abrir.
Oye.
¿Quieres ser mi Valentín?
Guao, guao, guao, espera un segundo.
Estos corazones tienen marcas idénticas.
Mira esto.
Eso parece una letra.
Oh, no.
¿Qué?
Creo que es enochiano.
¿Cómo marcas de ángeles?
¿Como las marcas en nuestras costillas?
Dean, no lo sé.
Demonios.
Cass, soy Dean.
Sí. Sótano, habitación 31C, Centro Médico St James.
Estoy ahí ahora.
Sí, ya lo sé.
Voy a colgar ahora.
Correcto.
Tienes razón, Sam. Son marcas angelicales.
Imagino que hallaron marcas similares en los otros corazones.
¿Y qué cosa son? O sea, ¿qué significan?
Es la marca de apareamiento.
Este hombre y esta mujer debían aparearse.
Sí. ¿Pero quién las puso ahí?
Bueno, ustedes lo llaman Cupido.
¿Qué?
Lo que han confundido los humanos como el mito de Cupido...
...es una orden más baja de ángel.
Técnicamente es un querubín tercera clase.
- ¿Un querubín? - Sí.
Están por todo el mundo, hay docenas de ellos.
¿Hablas de los gorditos con alas y pañales?
No tienen incontinencia.
Entonces, lo que estás diciendo es que...
Estoy diciendo que un cupido se volvió loco...
...y tenemos que detenerlo antes de que mate otra vez.
Naturalmente.
Claro que lo haremos.
¿Casualmente sabes que le gusta venir a este bar?
Este bar es un nexo de la reproducción humana.
Es exactamente la clase de...
De jardín al que Cupido viene a polinizar.
Espera un minuto. Tú no tienes hambre.
No.
¿Qué? No tengo hambre.
¿Entonces no vas a terminar eso?
Él está aquí.
¿Dónde? No veo nada.
Allá.
¿En el mismo lado del taburete de esa pareja?
Búsquenme atrás.
Cass, ¿dónde está?
Lo tengo atado.
Manifiéstate.
¿En dónde está?
Aquí estoy.
- ¡Ayúdenme! - Oh, la ayuda está en camino.
Sí, eso es. Sí, eso es.
Hola, tú.
- ¿Este es Cupido? - Sí.
- Y miren a éste, ¿sí? - No.
- Sí. - No, no, no.
Sí, sí, sí.
- ¿Es una pelea? ¿Estamos peleando? - Ese es su saludo.
- No me gusta. - A nadie le gusta.
¿Qué puedo hacer por ustedes?
- ¿Por qué estás haciendo eso? - ¿Qué cosa?
Tus blancos, los que has marcado, se están asesinando entre ellos.
¿Qué?
- ¿En serio? - Escucha, exhibicionista. Lo sabemos.
Sabemos que has andado por ahí, ensartando personas con tus flechas...
- ...y haciendo que se maten entre ellos. - Lo que no sabemos es por qué.
¿Ustedes creen que yo...?
Bueno...
No sé qué decir.
¿Podrías...?
¿No crees que deberías hablar con él?
Sí, es buena idea. Ve con él, Cass.
Mira.
Nosotros no quisimos...
Herir tus sentimientos.
El amor es más que una palabra para mí, ¿saben? Yo...
Yo amo al amor. Lo amo. Y si eso está mal, no quiero estar bien.
Sí, sí. Claro. Yo...
- No tengo idea de qué estás diciendo. - Yo solo estaba haciendo mis rondas.
Lo que hagan mis blancos después, no tiene que ver conmigo.
Yo sólo seguía mis órdenes.
Por favor, hermano. Lee mi mente.
Lee mi mente y verás.
Está diciendo la verdad.
Blanca Navidad, gracias.
Espera, espera. Dices...
Dices que estás siguiendo órdenes. ¿Órdenes de quién?
Del cielo, tonto. Del cielo.
¿Por qué al cielo le importa si Harry conoce a Sally?
Pero hay ciertas familias, ciertos destinos.
- Como el suyo. - ¿Qué?
La unión de John y Mary Winchester...
...muy importante allá arriba. Ese arreglo era prioritario.
¿Dices que uniste a nuestros padres?
Bueno, no yo, pero sí.
Y no fue fácil. Al principio no se soportaban.
Pero cuando acabamos con ellos, fueron la pareja perfecta.
- ¿Perfecta? - Sí.
Ellos están muertos.
Lo siento. Pero las órdenes fueron muy claras.
Tú y Sam necesitaban nacer.
Sus padres debían de ser pareja.
Pareja inseparable.
Perfecta.
Hijo de perra.
¿Dónde está él?
- ¿A dónde fue? - Parece que lo molestaste.
- ¿Lo molesté? - Dean, ya basta.
- ¿Qué? - Golpeaste a un cupido.
Golpeé a un idiota.
¿Vas a hablar de lo que te pasa últimamente, o no?
O no.
CENTRO MÉDICO St. James
Dijeron que querían saber de casos raros.
De acuerdo.
Lester Finch.
Pedí sus registros.
Este caballero pesaba 200 kilos o más hasta que se hizo una cirugía gástrica...
...con lo que bajó de peso considerablemente.
Luego, por alguna razón, anoche decidió darse un atracón de Twinkies.
¿Y murió por un atracón de Twinkies?
Bueno, después de volar la banda en su estómago...
...Io llenó hasta explotar.
Y cuando ya no pudo tragar más...
...empezó a empujar los pasteles en su garganta con un...
Con un cepillo de baño.
Como cuando se atasca un cañón.
¿Y qué opina usted de eso?
Diría que lo que hizo fue muy peculiar.
Este sujeto no estaba marcado por Cupido, y su muerte es definitivamente sospechosa.
Escuchaba la radio de la policía y con ese ya van ocho suicidios...
...desde el miércoles y 19 sobre dosis. Muy arriba del promedio normal.
Sí. Si es que hay un patrón aquí, no es solo el amor.
Es más grande de lo que pensé.
- Sí, muy bien. Te veré en 10 minutos. - Sí. De acuerdo.
Yo sé lo que eres, demonio.
Puedo olerte.
Winchester.
¿Qué rayos tiene un demonio que ver en todo esto?
Créeme que no tengo idea.
¿Estás bien?
Sí. Sí, estaré bien.
Vamos a abrirlo.
¿Qué es lo peor que podría pasarnos, no?
- ¿Qué rayos fue eso? - Es un alma humana.
Empieza a tener sentido.
¿Qué parte de esto tiene sentido?
¿Y cuando empezaste a comer?
Exacto. Mi hambre es una pista, en realidad.
- ¿De qué? - ¿De qué?
Esta ciudad, no está sufriendo efectos de amores malignos.
Está sufriendo de hambre.
Inanición, para ser exacto. Específicamente, Hambre.
¿Hambre?
¿O sea, es el jinete?
Excelente. Es realmente excelente.
Pensé que Hambre, era solo inanición, o sea, de comida.
Sí. Por supuesto.
Pero no solo de comida.
Todos parecen estar hambrientos de algo: Sexo, atención...
...drogas, amor.
Eso explica a los enamorados que Cupido flechó.
Sí. El querubín los hizo anhelar amor...
Y luego vino Hambre y los hizo desesperarse por eso.
¿Pero por qué a ti?
¿Desde cuándo los ángeles tienen hambre de hamburguesas?
Es mi recipiente.
Jimmy.
Su apetito de carne roja ha sido tocado...
...por el efecto de Hambre.
¿Entonces Hambre llega al pueblo y todos se vuelven locos?
Y luego vendrá Hambre montado en un corcel negro.
Llegará a una tierra de abundancia.
Y grande será el jinete del hambre...
...porque él es la hambruna.
Su hambre invadirá y envenenará el aire.
¡TODO LO QUE PUEDA COMER!
Hambre.
Hambre tiene hambre.
Y debe devorar el alma de sus víctimas.
¿Eso es lo que había en el portafolios?
¿El alma de un muerto?
Lucifer envió a sus demonios a cuidar de Hambre...
...a alimentarlo para que esté listo.
¿Listo para qué?
A marchar por toda la tierra.
Hambre.
Sam Winchester.
El recipiente. Está aquí.
- ¿Dónde? - En el hospital.
Luchamos, pero escapó, yo...
Le quité esto.
Bien. Sí.
Después de almorzar.
Ahora, ¿dónde está?
- ¿Perdón? - A quien le gustaban los pastelitos.
¿Dónde está su alma?
Lo siento. No. El Winchester me quitó el portafolios.
Él tenía el cuchillo. Yo...
Lo perdí.
¡Pero tengo hambre!
Te conseguiré otra.
Me tomará 10 minutos.
¡Tengo hambre ahora!
Deliciosa.
Hambre.
Sí.
¿Así que todo el pueblo va a comer, beber y fornicar hasta morir?
Debemos evitarlo.
Oye, es una gran idea, ¿Cómo?
¿Cómo detuvieron al otro jinete que vieron?
Guerra sacaba su poder de este anillo.
Cuando se lo quitamos encogió la cola y huyó.
Todos los afectados, fue como si despertaran de un sueño.
- ¿Crees que Hambre tenga un anillo? - Sé que lo tiene.
Bueno, entonces vamos a encontrarlo y a quitárselo.
Sí.
- ¿Quién eres, come hamburguesas? - Desarrollé un gusto por la carne molida.
¿Has tratado siquiera de detenerte?
Soy un ángel. Puedo detenerme cuando quiera.
Muy bien. Sam, vámonos.
Dean.
Yo...
No puedo.
No puedo ir.
- ¿Qué te pasa? - Creo que la tengo otra vez, Dean.
Tengo hambre de ella.
¿Hambre de qué?
Tú sabes.
¿Sangre de demonio?
Debe ser broma. Tienes que sacarlo de aquí.
Llévalo a Montana. Adónde sea, menos aquí.
No servirá. Ya está infectado. Su hambre va a viajar con él.
¿Y qué vamos a hacer?
Ve a cortarle el dedo a ese bastardo.
- Ya lo oíste. - Pero, Dean...
...antes de que te vayas, mejor...
Mejor enciérrame.
En serio.
Muy bien, ahora aguanta aquí. Volveré en cuanto pueda.
Ten cuidado.
Y apúrate.
Oye, Marty.
¿Está el doctor Corman?
¿Aún no lo sabe?
¿Qué cosa?
Dejó de beber por 20 años.
Pero esta mañana, dejó el trabajo, fue a casa y bebió hasta morir.
Es Hambre.
- ¿Perdón? - ¿Nos da unos minutos, por favor?
- Claro. - Gracias.
Maldición.
Me agradaba este tipo.
Ellos no han cosechado su alma aún.
Si vamos a jugar a Sigue el Alma para Llegar a Hambre...
...nuestra mejor opción es con el doctor.
CENTRO MÉDICO St. James
¿Hablas en serio?
Esto me hace muy feliz.
- ¿Cómo cuántas llevas? - Perdí la cuenta.
Van varios cientos.
Lo que no entiendo es ¿dónde está tu hambre, Dean?
Lenta pero seguramente, todos en el pueblo están siendo presa de Hambre.
Pero hasta ahora tú pareces inmune.
Cuando quiero beber, bebo.
Cuando quiero sexo lo consigo.
Lo mismo es para un sándwich o para una pelea.
¿Entonces, dices que tú estás bien adaptado?
Claro que no. Bien alimentado.
Mira. Allá.
¿Muchachos?
¿Oigan, que pasó?
Creo que no funcionó.
Creo que aún...
- Tengo hambre. - Mira esto.
¿Alguien te aseguró para nosotros?
El jefe dice que no podemos matarte.
Pero podemos romper algunas partes.
¡Quítamelo! ¡Quítamelo!
Espera tu turno.
Demonios.
¿Quieres repasar el plan otra vez?
Oye. Cajita Feliz.
El plan.
Tomaré el cuchillo...
...entro, corto la mano del anillo de Hambre y nos vemos aquí de nuevo.
Bueno, eso suena muy bien.
Esto se está tardando.
¿Cass?
Cass.
El otro señor Winchester.
¿Qué le hizo a él?
Tú me echaste a tu perro y yo le arrojé una carne.
Ese es su gran truco, ¿no?
¿Enloquecer a la gente con pastelitos?
No se requiere mucho. Apenas un empujoncito.
Oh, América. Todo lo que puedan comer todo el tiempo.
Consumir, consumir.
Un enjambre de langostas en dos patas y aún así, siguen hambrientos.
Porque el hambre no viene solo del cuerpo.
También viene del alma.
No parece venir de la mía.
Sí.
Me di cuenta de eso.
¿Y me pregunto por qué será?
¿Cómo es que puedes caminar en mi presencia?
Yo creo que es por mi fuerza de carácter.
Yo no lo creo.
Sí.
Ya veo.
Yo.
Hay una profunda y oscura nada ahí adentro, Dean.
¿No puedes llenarla, verdad?
Ni con comida o alcohol. Ni siquiera con sexo.
Está lleno de porquería.
Puedes burlarte, reír y mentirle a tu hermano, mentirte ti mismo...
...pero no a mí.
Puedo ver dentro de ti, Dean.
Puedo ver lo roto que estás.
Cuán vencido. No puedes ganar y lo sabes.
Pero tú sigues peleando...
...sigues yendo con la corriente.
No tienes hambre, Dean...
...porque por dentro ya estás muerto.
Déjalo ir.
Sam.
Sammy, no.
¡Alto!
Nadie pone un dedo sobre este dulce pequeñín.
Sam, veo que usaste el bocadillo que te envié.
¿Qué tú enviaste?
Descuida, tú no eres como los demás.
Nunca morirás por beber demasiado.
Tú eres la excepción que confirma la regla.
Justo como Satán quería que fuera.
Así que...
...corta sus cuellos.
- ¡Cómetelos! - ¡Sammy, no!
Por favor, toma lo que gustes.
No.
Bueno.
Muy bien.
Si tú no los quieres...
...entonces yo los comeré.
Soy un jinete, Sam.
Tu poder no funciona conmigo.
Tienes razón.
Pero funcionará con ellos.
Ayúdenme. ¡Ayúdenme!
¡Dean!
Cass. Si estás ahí, ¡por favor ayúdame!
No es él quien está ahí.
No realmente.
- Dean, ayúdame. - Lo sé.
¡Cass!
Dean, Sam solo tiene que sacarlo de su sistema, y luego él...
- Escucha, yo solo... - ¡Por favor!
- Necesito tomar aire. - ¡Cass!
Por favor.
No puedo...
Necesito ayuda.
Por favor.